Ilustre. Ayto. de la Villa de Los Silos

Usted está en: Inicio » Municipio » Historia » SIGLO XVIII
Historia



SIGLO XVIII

Imprimir

Siglo XVIII

Fue el siglo de la prosperidad según la versión del ilustre historiador José Viera y Clavijo pues detalla la situación estructural y económica del lugar: se edificaron gran número de casas en los pagos de Daute y Palma, Esparragal, Erjos y Tierra del Trigo, que confluyeron en la concentración de 965 personas.

Se iniciaron los primeros pasos en base a la infraestructura del lugar centrando el núcleo del lugar en la plaza principal con su iglesia y convento, casa parroquial, casa del vicario, ayuntamiento y alhóndiga. En la plaza morían las principales vías del pueblo: calles de la Estrella, plaza del Calvario, El Sol, Félix Benítez de Lugo, Olivo Herrería, Medio, Rosa y El Clavel; concentrándose en las 149 casas un total de 589 habitantes. El pueblo concluía con dos pequeños callejones: Puerto Escondido y Susana, donde se ubicaron catorce casas.

En el último tercio de siglo, Los Silos, según el censo de Aranda y Floridablanca, la población permaneció inalterable y contó con 31 labradores, dos artesanos, tres empleados de la Corona, dos militares y un estudiante; además de 116 jornaleros y 39 criados. Años después, concretamente en 1769,  don Juan Nicolás de Matos y Hoyos nos cifra la población en 968 habitantes.

Con respecto a la administración municipal, desde finales del siglo los alcaldes fueron elegidos por los vecinos, pero el pueblo contó con un síndico pregonero que se encargaba de dar a conocer la opinión popular ante la administración.

El territorio se fue estructurando y se dividió en dos zonas: la superior, inmersa por la influencia del alisio, por lo que presenta temperaturas bajas y engloba una notable reserva de laurisilva y fayal-brezal; mientras la zona interior, con sus suaves inviernos, está ocupada mayoritariamente por los cultivos.